Inyección secuencial en Gas L.P.

Emmegas cuenta con un sistema de conversión al GLP y GNC. Este sistema está desarrollado sobre la base de las experiencias de los sistemas Sequent, pero esta caracterizado por tecnología que puede dirigir tranquilamente carburantes como el gas natural y como el GLP para la alimentación de motores de encendido electrónico.

El sistema se basa sobre una estructura hardware consolidada que incluye el reductor de presión, los inyectores EMMEGAS, el sensor de presión y temperatura integrado en el raíl y una centralita electrónica potente y robusta.La innovación principal está en el software de control motor que, gracias a nuevos algoritmos de gestión, permite optimizar la dosificación del carburante gaseoso en manera sencilla y intuitiva, permitiendo al instalador obtener muy simplemente los mejores resultados.

Para garantizar una integración más grande con el sistema de control motor gasolina, y para satisfacer los requisitos del OBD, el sistema de conversión de EMMEGAS está equipado con un diagnóstico desarrollado sobre el sistema y permite la comunicación con el sistema OBD original del vehículo.

Configuración

El reductor de presión o vaporizador, puede garantizar una calibración de presión precisa y estable en el tiempo, tiempos de respuesta rápidos para mejor seguir las variaciones de potencia solicitadas al motor y, gracias a los elevados caudales, la alimentación de motores potentes en la versión Genius Max (hasta 240 Kw).

La centralita electrónica utiliza una arquitectura hardware potente, versátil y robusta. Ella puede de hecho garantizar un control de la cantidad de carburante que inyectar siempre más preciso y tempestivo en cada condición de funcionamiento, además de estar dispuesta para un sistema de diagnóstico  de gas muy evolucionado, capaz de satisfacer las normativas futuras y las exigencias de los fabricadores de coches.

La versatilidad está garantizada por las muchas predisposiciones previstas para poder dirigir también los coches más exigentes, y la posibilidad de comunicar con el sistema OBD gasolina del vehículo. Los criterios de proyección utilizados, la elección de los componentes y los severos ensayos de validación a los cuales la centralita ha sido sometida en las diferentes fases de su desarrollo, garantizan su robusteza, también en caso de malas operaciones de instalación.

El sistema de EMMEGAS adopta sensores de pequeñas dimensiones y con conectores integrados. Estos sensores, que permiten una lectura más cuidadosa de los parámetros físicos, los cuales relacionados con el motor mejoran el funcionamiento del sistema, son:

  • Sensor de presión y temperatura gas: se halla en el cuerpo del raíl, y lee con precisión los valores de temperatura y presión del gas. La introducción en el raíl permite no deberlo instalar en el compartimiento motor.
  • Sensor MAP con conector integrado: se trata de un sensor de pequeñas dimensiones, ligero y apropiado a los motores aspirados como a los turbo. Halla sencillamente una colocación gracias a su dimensión y peso reducidos.
  • Sensor de temperatura líquido de refrigeración: está instalado en el cuerpo del reductor de presión. Permite efectuar la conmutación gasolina/gas al alcanzar de las condiciones necesarias.

FUNCIONES

Una vez instalado el sistema de conversión de EMMEGAS, el control de todo el equipo y de la alimentación de gas se dirige por la centralita de gas, que lo hace gracias al pilotaje de los electroinyectores, en base a los tiempos de inyección de la centralita gasolina, que se traducen en los correspondientes tiempos de inyección gas.

El sistema de EMMEGAS regula de esta manera la carburación a gas, manteniendo las mismas estrategias de control de la centralita gasolina, y optimizando en tiempo real la cantidad de combustible para obtener una óptima carburación, también por lo que concierne la contaminación y eso independientemente de las condiciones externas (temperatura, etc.) y de la composición del combustible.

CONTÁCTANOS

¿Dudas?, ¿Comentarios?, Escríbenos un mensaje.

SUBIR